5 MANERAS DE DEJAR DE SER CASTRADORA Anamar Orihuela


El término castradora deriva de la necesidad de algunas mujeres de tener el control de todo lo que las rodea: el esposo, la casa, los hijos, la familia. Es un modo de sobrevivencia aprendido en la infancia, en ese momento te mantuvo a salvo, pero hoy resulta nocivo en tus relaciones personales, vives desde la angustia y el miedo, que se extiende a los que te rodean, generando tensiones, desacuerdos y alejamiento.





HAMBRE DE MUJER Anamar Orihuela


Hemos hablado del Hambre de Hombre, pero no es exclusivo de las mujeres, todo aquel que tiene vacíos emocionales, necesidades no satisfechas y busca angustiosamente que la pareja las llene, tiene hambre de afecto, en el caso de los hombres Hambre de Hembra, hambre de ser valorados, reconocidos, amados, respetados. Veamos cómo se manifiesta y qué opciones tenemos.





MÁSCARAS DE INFANCIA Anamar Orihuela


Las máscaras de la infancia son 5 personalidades: actitudes, pensamientos y emociones que adoptamos como mecanismos de defensa ante una herida temprana, son reacciones adaptativas que le permitieron al niño que fuiste sobrevivir, que se quedaron instaladas y hoy funcionan en automático, pero no son compatibles con tu realidad actual. Desenmascara estas heridas y aprende de ellas, tienen un mensaje para ti.





CUANDO EL NIÑO HERIDO GOBIERNA TUS RELACIONES Anamar Orihuela


Las heridas de la infancia dejaron huellas emocionales en nosotros que se vuelven a abrir con experiencias presentes que nos llevan a revivir ese dolor. Están generadas por carencias afectivas no resueltas, mismas que proyectamos en la pareja y desde esa parte infantil tenemos la fantasía de que él o ella nos dará todo eso que necesitamos. Quien se vincula en la pareja no es entonces el adulto, sino el niño herido que reclama lo que le faltó.





SÍNDROME DE CASTRACIÓN MASCULINA Anamar Orihuela


Si tuviste una madre que lo resolvía todo, que decidía todo, que era muy buena para todo y que controlaba todo, lo más probable es que seas un hombre castrado emocionalmente. Esta imagen de mujeres dominantes en tu vida ha minimizado tu seguridad y confianza para tomar decisiones, ejecutar planes y proyectos, decidir el destino de tu vida. Desarrollarás un gran enojo contra las mujeres, que se manifiesta de diversas formas.





MAMÁ SACRIFICADA LAS FACTURAS DE LA MATERNIDAD Anamar Orihuela


Culturalmente hemos aprendido que una madre da todo por sus hijos, se sacrifica, es víctima de las circunstancias y dado que es todo amor y todo entrega, desde esta posición víctima pasa facturas por debajo de la mesa, manipula, controla, exige, como pago de lo que entregó antes. Podemos reaprender formas más armónicas de relacionarnos con ella.